jueves, 12 de mayo de 2016

#Cannes2016: Sieranevada

La última y extensa película del rumano Cristi Puiu es hasta el momento la mejor en competencia vista en el festival. Solo dejaré algunas primeras impresiones, porque la cinta tiene la potencia de aquellos filmes que merecen ser vistos de nuevo para apreciar su riqueza. Sieranevada es una obra  sobre la pérdida de la fe, sobre las apariencias que engañan, sobre el escepticismo. La mayor parte de la película impone encuadres que encierran a sus personajes en una casa, quienes son parte de una familia que realiza una cena que conmemora la muerte de un padre.

Sus discusiones son incómodas y están al borde de una explosión, como las de la familia que aparece en  A nuestros amores de Maurice Pialat. Esas conversaciones, que se desarrollan como una bomba de tiempo para el grito o el quiebre emocional, transmiten una tensión que se fortalece con una cámara que no se desplaza, que se mantiene en su propio eje, y realiza constantes y rápidos paneos sobre los rostros de personajes, quienes cuestionan lo que tradicionalmente creen: la tragedia del 11 de septiembre, la historia política de su país, la fidelidad o la religión. 

Lo fascinante es que Sieranevada no aborda esos temas "trascendentales" en actitud solemne, sino que interrumpe esa tensión entre los personajes con ese humor negro y punzante tan característico del director de La muerte del Sr. Lazarescu. Puiu crea escenas de corte costumbrista, quiere que pongamos atención en esos rituales y acciones que pueden definir a una familia rumana, para así abrir el telón y burlarse con un espíritu casi macabro de lo que se va descubriendo, desde el cuestionamiento que tiene un hombre religioso de su propia fe hasta los engaños maritales, que desembocan en escenas posteriores, de espacios abiertos, en los que la "virilidad" de un padre de familia se pone en duda.

Las secuencias en interiores de Sieranevada, en ese sentido, se orientan progresivamente a plasmar una iluminación cada vez mayor. Por eso, la película narra las anécdotas de sus personajes como si fuera la cómica y accidentada salida de una caverna platónica, por parte de seres que dejaron de creer en las sombras que los rodeaban.

Podrán leer la crónica completa del Festival de Cannes 2016 en el número 16 de la revista "Ventana Indiscreta", de próxima aparición.